Feeds:
Entradas
Comentarios

El embrujo de LA ALHAMBRA de Granada

la-alhambra-37

“La Alhambra de Granada es la fuente de inspiración más fértil

de todas de las que he bebido”

Maurits Cornelis Escher

La Alhambra de Granada, ciudad Nazarí compuesta por Palacios, Medina y Alcazaba militar, junto con los aledaños Jardines del Generalife, es uno de los monumentos más bellos de la cultura árabe en el Mundo. La austeridad de sus muros exteriores esconde una sinfonía preciosista en la que la combinación de ornamentos arquitectónicos y el murmullo del agua componen un regalo para los sentidos.

A pesar de los terremotos sufridos, a pesar del intento del Ejército de Napoleón de dinamitarla ( un soldado español pudo evitar que se completara el “monumenticidio”), a pesar de los okupas que acabaron con todos los muebles existentes , a pesar del estado de abandono institucional que duró hasta últimos del Siglo XIX, concretamente en el año 1.870 se la declara Monumento Nacional, a pesar de todos los pesares, hoy se nos ofrece en todo su esplendor y majestuosa belleza. Para conocer su historia y configuración arquitectónica y artística nada mejor que visitar la página web del Patronato http://www.alhambra-patronato.es/ o cualquiera otra de las muchas que en internet existen dedicadas a ella. A continuación una Galería de imágenes realizadas en mi visita a esta joya patrimonio de la humanidad.

 

GALERIA DE IMAGENES

Puerta del vino

la-alhambra

Sala del Mexuar

la-alhambra-6

Cuarto Dorado

la-alhambra-7

Patio del Cuarto Dorado

la-alhambra-8

Patio de los Arrayanes

la-alhambra-11

Sala de los Embajadores

la-alhambra-15

la-alhambra-16

la-alhambra-17

Patio de los Arrayanes

la-alhambra-13

la-alhambra-1

Patio de los Leones

la-alhambra-18

Sala de los Reyes

la-alhambra-20

Sala de Dos Hermanas

la-alhambra-22

Fuente del Patio de los Leones

la-alhambra-21

Mirador de Daraxa

la-alhambra-24

Jardín de Daraxa

la-alhambra-26

Entrada a La Alcazaba

la-alhambra-2

Alcazaba

la-alhambra-28

Generalife

la-alhambra-32

la-alhambra-33

la-alhambra-34

la-alhambra-36

Hospital Dajla

Si podéis curar, curad; si no podéis curar, calmad; si no podéis calmar, consolad. Augusto Murry

Los hospitales en los Campamentos de refugiados saharauis son lo menos parecido a un Hospital convencional. Son el lugar donde la “hospitalidad” es la base, es la cura de cualquier enfermedad. Y cuando hablo de hospitalidad me refiero al contacto y la empatía entre los propios enfermos y sus acompañantes.
Muchas veces me he preguntando, porqué un lugar con tan pocos recursos da tanto de sí? No logro encontrar la respuesta pero sí intento descifrar cada una de aquellas situaciones, y es ahí donde está el origen “allí no florecen flores, allí florecen personas”, cada día más convencida de ello.
Mi madre, aún sabiendo la escasez de recursos, aquella noche de no sé exactamente qué mes, pero sí que yo apenas rozaba los cinco años, llena de esperanza me llevó al Hospital de Smara, mi Wilaya, a causa de la alta fiebre que tenía. Me diagnosticaron “bocio”, todo un mundo en ese mundo tan peculiar por llamarlo de una manera. No recuerdo si había dos o tres habitaciones, tampoco podían ser más, pero sí había mucha ilusión por parte de quienes ejercían de “médicos” por atenderme de la mejor manera, a pesar de la escasez de medicamentos y multitud de casos tan graves como el mío. Recuerdo ver a mi madre llorando a mares cuando me veía la cara hinchada, al igual que recuerdo otra madre decir “échala agua con azúcar, el famoso azúcar de piedra que sólo he visto en los Campamentos”, eso es “agandi” sentenció aquella mujer. Agandi, es una enfermedad que sólo padecen los Saharauis, sus síntomas solían ser fiebre, o hinchazones e incluso sarpullidos de granos… No entiendo de medicina y creo que aquella mujer tampoco, pero su absoluta seguridad ante aquella situación hacía que diéramos por hecho que era eso. Increíble, tan increíble como cierto.
Así es, los hospitales en los Campamentos son lugares en los que la confianza, a falta de medios, cura; los médicos diagnostican, y cuando te tienen que recetar ñas medicinas q van a curarte, lo más duro para ellos es el momento de mirar los cajones y ver que sólo disponen de una venda y a veces con suerte puede acompañar un iboprofeno. Esa es la “hospitalidad” de la que hablo, no son los recursos los que curan las enfermedades sino la compañía, la sencillez y por supuesto la empatía de quien sin tener nada, es capaz de enfermar por ti, para que tú enfermedad sea más leve de lo que es. Allí, como decía, florecen las personas.

Texto de Benda Lehbib Lebssir , de su blog:  Vivencias de un niño saharaui

GALERIA DE FOTOS

Hospital Dajla-21

Hospital Dajla-3

Hospital Dajla-7

Hospital Dajla-9

Hospital Dajla-11

Hospital Dajla-15

Hospital Dajla-19

Hospital Dajla-5

Hospital Dajla-13

Hospital Dajla-23

Hospital Dajla-25

Hospital Dajla-29

Hospital Dajla-31

Hospital Dajla-33

London Selfies-19

Una autofoto o selfi—también conocida con las voces inglesas selfie o selfy— es un autorretrato realizado con una cámara fotográfica, típicamente una cámara digital o teléfono móvil. Se trata de una práctica muy asociada a las redes sociales, ya que es común subir este tipo de autorretratos a dichas plataformas.

Lo que parecía una moda de corto recorrido se ha convertido en un fenómeno imparable que llena las páginas de las redes sociales. No hay usuario de facebook, instagram o twitter que no haya colgado en alguna ocasión un selfie, ya sea sólo o acompañado. Nunca confié en la perdurabilidad de esta forma de fotografiarse : el objetivo de un móvil es un angular que deforma bastante la imagen, y más haciéndolo a la distancia de un brazo extendido, por lo que pretender salir “aceptablemente” es una quimera. Pero como uno de los principales propósitos de un selfie es compartir en el momento el “yo estuve allí” o “mira dónde estoy” o “mira con quién estoy” el salir mejor o peor pasa a un segundo plano. Para evitar esa deformación del objetivo angular y para ampliar el campo visual de la fotografía ha llegado el stick o palo para selfie. Todo un “avance tecnológico”, pero tremendamente eficaz si dejamos de lado la ironía.

No estoy en contra del selfie, al contrario, me parece divertido y también práctico al no tener que necesitar pedir a nadie que te haga la foto, pero teniendo un concepto clásico de la fotografía me cuesta entrar en esta modalidad.

Os invito a ver las fotos tomadas en una jornada en Londres de este fenómeno globalizado y que ha llegado para quedarse.

GALERIA DE FOTOS

London Selfies-2

London Selfies

London Selfies-22

London Selfies-5

London Selfies-16

London Selfies-17

London Selfies-3

London Selfies-6

London Selfies-13

London Selfies-10

London Selfies-11

London Selfies-8

London Selfies-7

London Selfies-9

London Selfies-12

London Selfies-18

London Selfies-14

London Selfies-21

Campo de Sachenhausen-2

Primero vaya a ver un campo de concentración, doctor, y luego cuénteme lo que opina de Dios.

Dennis Lehane

¿ Habéis visto la película  Los falsificadores  ganadora de un Premio Oscar en 2.008  ? En ella se cuenta la historia basada en hechos reales de un falsificador judío al que internan en este Campo para dirigir una operación nazi de falsificación de billetes de dólar y sobre todo de libras británicas, cuyo objetivo era dañar gravemente la economía inglesa provocando una inflación. Pero además cuenta la brutalidad y el horror de la vida en este campo de concentración del que sólo quedan en pie la enfermería (eufemismo atroz, pues en realidad eran barracones en los que los presos eran sometidos a experimentos médicos)  y parte del barracón dedicado a cocina y lavandería. También podemos ver el paredón de ejecuciones y las celdas de castigo.

El campo de concentración de Sachsenhausen, ubicado en la población de Oranienburg, en Brandeburgo, Alemania, fue construido por los nazis en 1936.  En enero de 1945 había más de 65.000 prisioneros en Sachsenhausen, incluyendo a más de 13.000 mujeres. Los archivos registraron la entrada 140.000 prisioneros durante el tiempo que funcionó el campo y reconocieron la ejecución o muerte de 30.000 prisioneros, pero en esta cifra no se incluían a miles prisioneros de guerra fusilados apenas llegaban.

En este campo fueron detenidos también varios cientos de exiliados republicanos españoles, entre los que destaca Francisco Largo Caballero.

Con la ocupación soviética de Alemania Oriental, entre agosto de 1945 y la primavera de 1950,fue transformado en un campo especial del NKVD,  donde se recluyó a unos 60.000 presos políticos, así como militares y funcionarios del III Reich. 12.500 de ellos murieron, en su mayoría de malnutrición y enfermedad.

El siglo XX ha sido prolijo en estos campos de muerte no sólo en Alemania. Esperemos que nunca más se repitan.

GALERÍA DE IMÁGENES

© VíctorJV

Sachsenhausen-6

Sachsenhausen-8 Sachsenhausen-12 Sachsenhausen-10 Sachsenhausen-2 Sachsenhausen-14 Sachsenhausen-16 Sachsenhausen-18 Sachsenhausen-22 Sachsenhausen-24 Sachsenhausen-20 Sachsenhausen-26 Sachsenhausen-28 Sachsenhausen-30 Sachsenhausen-32 Sachsenhausen-40 Sachsenhausen-42 Sachsenhausen-44 Sachsenhausen-46 Sachsenhausen-4 Sachsenhausen-36

Muro de Berlín-16

Sean tus púas mis alas y mi sangre la herrumbre que te destruya …

Susana Pérez-Alonso / Escritora

Qué decir del Muro de Berlín que no se haya dicho ya después de 25 años de su caída? Poco o nada. Fin de la vergüenza, el reencuentro de un pueblo, se terminó el guetto, se acabó la guerra fría, “Bye bye Lenin”  …

Hoy el Muro es un espacio cultural en lo que nunca debió existir, y las imágenes que ya hemos visto cientos de veces, nos muestran los restos de un muro ahora coloreados con grafitis como instrumentos de expresión de una época y una separación liberticida.

Pero aún quedan muros por derribar, sirvan dos ejemplos crueles: en el Sahara Occidental el Muro construido por Marruecos de más de 2.700 kms, con vallas y campos de minas, separa a los refugiados saharauis de su legítimo territorio, y la barrera israelí de Cisjordania que separa a los palestinos de sus lugares de trabajo, sus campos,  sus centros educativos y de salud.

El Muro de Berlín cayó, cuándo lo harán los que aún quedan para vergüenza de la humanidad ?

GALERÍA DE IMÁGENES

Muro de Berlín-2Muro de Berlín-3Muro de Berlín-4Muro de Berlín-7Muro de Berlín-13Muro de Berlín-11Muro de Berlín-10Muro de Berlín-12Muro de Berlín-15Muro de Berlín-8Muro de Berlín-9Muro de Berlín-14Muro de Berlín-17Muro de Berlín-18

Beijing 2014-7

Vida ciudadana: millones de seres viviendo juntos en soledad.

Henry David Thoreau

La vida de vecindad se está perdiendo en las grandes ciudades; las relaciones entre vecinos de un mismo bloque de viviendas se limitan a las meras normas de cortesía en cuanto al saludo o al breve comentario sobre el calor o el frío en la calle, sobre si llueve o si hace aire. Hay ciudades como Beijing que están inmersas en una loca carrera de “modernización” levantando gigantes rascacielos y enormes bloques de viviendas, lo cual no dejaría de ser aceptable si para ello, en muchos casos, no supusiera derribar los viejos barrios denominados Hutongs,  callejones que componen el casco antiguo de las ciudades chinas. Construidos durante las dinastías Yuan, Ming y Qing, los hutongs de Beijing están repletos de viviendas ubicadas en torno a un patio cuadrado en las que los habitantes llevan una vida tradicional anclada en el pasado. La mayoría de las viviendas no disponen de cuarto de baño, por lo que es muy común encontrar a sus habitantes dirigiéndose a los baños comunitarios o bien lavando la ropa en las zonas comunes del barrio.

Desde la fundación de la República Popular China, muchos de los hutongs han sido sustituidos por los rascacielos y amplias avenidas del Beijing de hoy en día. Muchos ciudadanos han dejado los siheyuan donde sus ancestros vivieron durante generaciones y han ido a vivir a bloques de apartamentos modernos. En el distrito de Xicheng, por ejemplo, casi 200 de los 820 hutongs que tenía en 1949 han desaparecido. Y el Comité de Construcción de Beijing aseguró que en 2004, unos 250.000 metros cuadrados de están construcciones fueron destruidas.

Sin embargo, muchos hutongs aún sobreviven y algunas zonas han sido designadas áreas protegidas,  pero no podemos dejar de pedir que, además de esa protección para evitar la extinción de estos barrios que suponen una forma de vida tradicional y rica en relaciones vecinales, las autoridades de Beijing hagan un esfuerzo por dotar a estos hutongs de algunas de las mejoras en infraestructuras necesarias para  aumentar la calidad de vida en los mismos.

 

GALERÍA DE IMÁGENES

Beijing 2014-1

Hutongs-32

Hutongs-67

Beijing 2014-3

Hutongs-60

Hutongs-4

Hutongs-6

Hutongs-8

Hutongs-9

Hutongs-10

Hutongs-16

Hutongs-17

 

Hutongs-23

Hutongs-26

Hutongs-29

Hutongs-31

Hutongs-35

Hutongs-37

Hutongs-41

Hutongs-43

Hutongs-45 Hutongs-50

Hutongs-52 Hutongs-54

Hutongs-63

Hutongs-70

Hutongs-71

Ciudad Moderna-14

Ciudad Moderna-16Ciudad Moderna-18

Ciudad Moderna-25

Ciudad Moderna-28

Yusef

Los niños no son el futuro porque algún día vayan a ser mayores, sino porque la humanidad se va a aproximar cada vez más al niño, porque la infancia es la imagen del futuro.

Milan Kundera

Si como dice Milan Kundera los niños son la imagen del futuro, he podido ver con gran optimismo el futuro del pueblo saharaui. Cuando te encuentras a un niño saharaui no te pide unos caramelos ni unas chucherías, te regala una sonrisa; un niño saharaui no te pide unas monedas, te da su mano . Uno puede ver la enorme nobleza de este pueblo en sus niños, su actitud es de una dignidad tal que uno no puede imaginar otra cosa diferente que un pueblo que tarde o temprano conseguirá regresar a sus tierras, a sus raíces, a su patria. No quiero escribir sobre estos niños saharauis, prefiero que sean ellos los que hablen a través de las fotografías de la galería de imágenes que podéis ver a continuación. En todas las fotos sus gestos son espontáneos,  nunca les pedí posar, son su reacción natural, de confianza, de seguridad y sobre todo de amistad . He querido cerrar esta entrada con una foto de una familia saharaui caminando sobre una duna mientras el sol está a punto también de cerrar un nuevo día, es un atardecer dorado, es el caminar de una familia saharaui hacia el sol, hacia la luz, hacia la esperanza.

GALERÍA DE IMÁGENES

Saharauis 1-5 Saharauis 2-10 Saharauis 2-6 Saharauis 2-1 Saharauis 1-8 Saharauis 1-12 Saharauis 2-17 Saharauis 1-18 Saharauis 1-33 Saharauis 1-23 Saharauis 1-37 Saharauis 1-16 Saharauis 2-8 Saharauis 2-20

Saharauis 1-14

Caminando por las dunas 2-1